Jordan 24.

"He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. 26 veces han confiado en mi para tomar el tiro que ganaba el juego y lo he fallado. He fracasado una y otra vez en mi vida y eso es por lo que tengo éxito" ~ Michael Jordan.

domingo, 31 de marzo de 2013

Esto no es un adiós.

Era el último partido de mi vida con ese equipaje (aunque yo no sabía nada).
Me llevaron los padres de Migue. 
Jugamos contra el Sagrado Corazón de Godella. Fue el mejor equipo contra el que jugamos ese año.
Yo pensaba que sería uno de mil, que la cosa no quedaba allí. 
Ese equipo se había comido a todos sus equipos, siempre ganaban. 
Nosotros bajamos la guardia y perdimos de 60 puntos. 
Cuando todo el mundo empezó a darse abrazos y a despedirse, yo me quedé un poco perpleja. Pregunté y me lo explicaron todo. 
Estaba muy mal, pero no quería llorar, me despedí de mi equipo y de mi mejor amiga y me marché con Migue. 
Al llegar a casa, me fui al cuarto y empecé a llorar como nunca. 
No podía explicar por lo que sentía por ese equipo, se habían ganado todo mi cariño.
Cada una de nuestras canastas, significaban jugadas imposibles y cada una de nuestras sonrisas, momentos mágicos de descifrar. 
Aunque también tenía el presentimiento de que esto no era un adiós. 
La gente no pasa por tu vida y te hace cambiar y ser más feliz para después desaparecer. 
No estaba todo perdido...

lunes, 25 de marzo de 2013

No hay nada más gratificante que el compañerismo.

El fichaje quedó para cuando se acabase la última temporada.
El entrenador de la Eliana le dijo a mi madre que si hacía falta, él me llevaría a los entrenamientos, que le venía de camino.
Poco a poco, ganamos la liga.
Era un honor para nosotros conseguir aquel premio que deseábamos tanto, estábamos muy contentos.
Faltaba poco para acabar uno de los mejores años de mi vida. Quedaba claro, el baloncesto me hacía muy feliz, demasiado. Me había hecho sentir experiencias únicas, por un momento sentí la verdadera felicidad al lado de mis compañeros. Luchar por lo que quería y ver que a mi lado tenía doce compañeros más, me alegraba demasiado.
Gracias a ellos conseguí ponerme a dieta, si, ver que había gente que me apoyaba me hizo dar el siguiente paso para empezar a reducir mi enorme peso. Conseguí perder 12 quilos en tres meses.

domingo, 24 de marzo de 2013

La respuesta no es la huida.

Al retomar ese destino, empezamos a entrenar duro y así, a conseguir victorias.
Mi relación con Miguel Angel fluía como la seda, no teniamos nada claro, pero siempre hubo algo especial.
Al terminar un partido, contra la Eliana. Una cazatalentos vino hacia mi familia, yo no me lo podía creer. Tanto tiempo luchando para conseguir mi sueño y lo podía tocar con la yema de las manos. No era gran cosa, pero por lo menos ese equipo estaba federado. Se interesaron en dos compañeras y en mi, con la decepción que ninguna de esas dos personas era Esther. Ella era mi mejor amiga, pero no se esforzaba lo suficiente, se lo tomaba todo a broma y solo le gustaba divertirse. En canvio, yo daría mi vida por poder ascender a equipos mejores poco a poco.
También sabia lo que supondría ese cambio, no volvería a ver a Miguel Angel, aunque yo ya sabía que tarde o temprano esa despedida llegaría.
Y sobretodo, jamás estaría donde estoy si no fuese por Mario, mi primer entrenador. Me tenia mucho cariño y me entrenaba para ser de las mejores.

Año nuevo, vida nueva.

Octubre del 2011

Empezaba a jugar por primera vez a baloncesto.
Jamás había seguido este deporte, es más me parecía aburrido.

El sitio donde comenzó todo fue en un pequeño club llamado EDP Burjasot.
No conocía a ninguno de mis compañeros, era totalmente nueva.
Habían ciertos equipos mejores que estaban dispuestos a ficharme en su equipo, pero yo me quedé en este ya que no había jugado en mi vida y este lugar lo tenía en frente de casa.
A la semana, conocí a mi mejor amiga la cuál se llamaba Ester.  Con ella viví los momentos más divertidos de mi vida.

Noviembre del 2011
Las semanas iban pasando, nosotros ibamos mejorando pero aún así no ganabamos nada.
Aún recuerdo el primer partido, yo iba "algo" perdida, era la primra vez que jugaba de pivot, al no saber que hacer me aburrí bastante pero al día siguiente estaba preparada en la cancha de baloncesto.
En ese mismo mes, vino un jugador al equipo que nos hizo retomar el camino y del que me enamoré completamente él se llamaba Miguel Angel.

BuenosDíasBuenasTardesBuenasNoches

Bienvenidos a mi blog-fanática historia dentro de mi mundo, el baloncesto.
Voy a intentar narraros toda mi vida y mis experiencias, dentro de la cancha.
Todo lo que narre aquí será real, pero los nombres de los ´jugadores serán cambiados, tanto entrenadores, tanto BAH! Todo. (Pero la historia en sí, es real)
Van a ser cosas que me han pasado dentro de dos equipos, cosas diferente, con significados extravagantes.
Cosas que no entiendo el "Por que" el "Por que no" o solamente lo que me hace transmitir una bola y un aro, la vida que me dan y la vida que me quitan.
Las entradas no serán ni cortas ni largas, serán de grandes según lo que os tenga que contar.